Engrasar Grifo monomando duro

Como engrasar un Grifo monomando que va duro

Cómo lubricar los grifos monomando

 

Si la manilla de su grifo del baño está difícil de girar o tiene un grifo de cocina que chirría, es posible que necesite usar un poco de grasa o lubricante en ellos. Los problemas de los grifos monomando suelen estar causados por la edad y la fricción, pero la buena noticia es que su grifo de cocina hace ruido o su grifo monomando del baño que está duro pueden repararse fácilmente con unas pocas herramientas básicas y un poco de grasa para grifos de silicona.

Cosas que a tener en Cuenta

Al igual que hay varios problemas de llaves monomando, hay varias marcas de llaves, todas con piezas similares pero a veces diferentes. Algunas marcas de grifos, venden un kits con muchas de las herramientas y piezas necesarias para desmontar sus grifos, pero estos kits no funcionan con otras marcas.

Cuando lubrique una llave y sus piezas, es importante que utilice una grasa para llaves a base de silicona. Otro tipo de grasa o lubricante puede reaccionar con las juntas de goma y las juntas tóricas, haciendo que se sequen y se corroan. El uso de este tipo de grasas a base de petróleo puede dificultar aún más el funcionamiento del grifo y provocar fugas.

Cómo lubricar una llave monomando

Paso 1: Cierre el agua

Cierre el agua del grifo utilizando las válvulas de agua caliente y fría que se encuentran debajo del fregadero o detrás del lavabo. Si no hay válvulas de cierre, tendrá que cerrar la válvula principal de agua, situada donde la tubería principal de agua entra en la casa. Abra el grifo para permitir que el agua salga de las tuberías.

 

Paso 2: Retire la manilla del grifo

Localice y retire la tapa decorativa de la manilla del grifo. Debajo de la tapa habrá un tornillo de cabeza Phillips o un tornillo Allen. Dependiendo del tipo de tornillo que encuentre, utilice una llave Allen o un destornillador de cabeza Phillips para aflojar el tornillo. Si el tornillo se atasca, puedes rociarlo con aceite penetrante para aflojarlo. Levante y retire la manija de la llave.

 

Paso 3: Saque el clip de retención

Después de retirar la manija, encontrará un clip de retención o una tapa roscada. El tapón roscado se puede retirar girándolo con unos alicates en sentido contrario a las agujas del reloj. Asegúrese de colocar los alicates en las estrías de la tapa para evitar que se raye. Si su grifo tiene un clip de retención, puede utilizar un par de alicates de punta de aguja para sacarlo.

 

Paso 4: Retire el cartucho

Retire el cartucho del grifo. Por lo general, esto se puede hacer a mano o con un par de alicates, pero ocasionalmente se atasca y requiere bastante fuerza para retirarlo. Para evitar dañar su grifo y sus piezas, puede utilizar una herramienta de extracción de cartuchos en un cartucho atascado. Algunos grifos requieren extractores de cartuchos de marcas específicas, así que asegúrese de comprobar la marca de su grifo antes de utilizar uno.

 

Paso 5: Limpie y lubrique

Inspeccione el interior del vástago de la llave. Si encuentra depósitos minerales, límpielos con un cepillo para fregar o un trozo de papel de lija. Lubrique todas las roscas y piezas del grifo con grasa para grifos a base de silicona. Si hay juntas tóricas en el exterior del vástago o del cartucho, lubrícalas también. Este es también un buen momento para inspeccionar las piezas del grifo, incluido el cartucho, y sustituir las que parezcan estar desgastadas.

 

Paso 6: Vuelva a montar el grifo

Vuelva a montar el grifo invirtiendo los pasos. Limpie el agua alrededor del grifo para facilitar la detección de fugas. Abra las válvulas de agua debajo del fregadero y pruebe el grifo para detectar fugas y asegurarse de que funciona correctamente.

 

Es una operación bastante sencilla de realizar, te atreves?