Grifo fregadero

Despiece de grifo de fregadero: Todo lo que necesita saber

El grifo de la cocina es una de las piezas más utilizadas de su cocina. Ya sea que esté comprando o buscando reemplazar piezas, esto es lo que necesita saber al respecto.
De todas las piezas que funcionan en una cocina, el grifo puede ser el que más utilizamos. Según estudios, cada usuario utiliza una media de 300 litros de agua al día, y gran parte de ella es para lavarse las manos, enjuagar los productos, llenar la tetera o simplemente para tomar un vaso de agua.

Relacionado

El grifo gotea, ¿reparar o reemplazar?

 

Hoy en día, estos accesorios adictos al trabajo vienen en una variedad de precios más amplia que nunca. Puedes comprar un grifo de cocina por tan sólo 15 Euros, aunque te recomendamos que gastes más que eso para asegurar su durabilidad. Después de todo, si va a utilizar su grifo de cocina con tanta frecuencia, es mejor comprar uno que dure.

Las mejoras en la fabricación y la ingeniería ayudan a que los grifos actuales no goteen y sean más duraderos, y los accesorios de conexión rápida han hecho que sean fáciles de instalar. Mientras tanto, el número de diseños y características se ha disparado hasta convertirse en un abanico vertiginoso de opciones. Sin embargo, independientemente de lo sofisticada o sencilla que sea la grifería, todas contienen los mismos elementos básicos. Los examinaremos con más detalle a continuación.

Relacionado

Cómo cambiar un grifo de cocina

 

 

Piezas que forman el grifo del fregadero de la cocina

 

Despiece grifo fregadero
Despiece grifo fregadero

Antes de comprar una nueva grifería, decida primero el fregadero. Su tamaño, forma y características determinarán dónde debe montarse el grifo y el alcance que debe tener el caño.

Asegúrese también de medir la altura del caño. Lo ideal es que sea lo suficientemente alto como para dejar libre la olla más profunda, pero no tan alto como para que el agua salpique por todas partes cuando llegue al fregadero. Asegúrate de que hay suficiente espacio detrás y al lado del grifo para limpiar alrededor del cuerpo y para usar la manilla cómodamente.

Aireador

 

Aireador de grifo de fregadero
Aireador de grifo de fregadero

 

Empezando por la punta del grifo, es la parte (normalmente de malla) que rompe el flujo de agua en múltiples chorros pequeños para diluir el agua con aire. Los aireadores reducen el volumen de agua que fluye mientras mantienen la sensación de un flujo de alta presión, reduciendo en gran medida las salpicaduras en el fregadero.

Relacionado:
¿Cómo limpiar la alcachofa de la ducha?

 

Caño

 

Caño de grifo de fregadero
Caño de grifo de fregadero

El caño es la parte del grifo que la mayoría de la gente nota primero; es la parte que lleva el agua del cuerpo al fregadero y puede ser distintivo en su diseño. Un caño recto ofrece un gran alcance con un perfil bajo. El caño de cuello de cisne tiene una elegante forma de arco alto que resulta muy útil para llenar ollas profundas. El diseño en forma de cuervo de pastor tiene la misma forma que la de su nombre y ofrece un espacio adicional junto con un poco de intriga. Y el caño articulado cuenta con múltiples articulaciones que permiten dirigir el chorro de agua hacia donde se necesita.

Además de estas consideraciones de estilo, es importante prever el uso que se hará del caño en la cocina. Las versiones extraíbles tienen un cabezal de rociado retráctil que se acopla al caño; los cabezales extraíbles, disponibles en varios estilos de caño, se mantienen en su lugar por gravedad.

Por otro lado, los caños desplegables (que generalmente se ajustan al diseño de cuello de cisne) requieren un muelle imantado o de bloqueo para permanecer en su sitio cuando no se utilizan. También hay caños de manos libres, que se encienden con la ayuda de un pedal o un sensor de movimiento.

 

Manija o manilla

 

Manilla de grifo de cocina
Manilla de grifo de cocina

En lo que respecta a la maneta del grifo, que abre y cierra la válvula, sus opciones son una o dos. El mando único es fácil de usar para personas de todas las edades y capacidades. Se puede montar en la parte superior del caño, a ambos lados de éste, en la parte delantera o al lado, lo que requiere un orificio independiente. La grifería de dos mandos tiene toda una manilla adicional de la que preocuparse, pero su encanto intemporal es un elemento atractivo para cualquier cocina.

Válvula

 

Válvula de grifo de cocina
Válvula de grifo de cocina

Para controlar el caudal y la temperatura del agua, los grifos actuales utilizan válvulas de cartucho que encierran todas las piezas de funcionamiento en una sola unidad fácil de sustituir (lo que significa que no hay que cambiar las arandelas). Algunas válvulas son de plástico o metal, pero las mejores albergan un par de discos cerámicos duros y lisos que rara vez tienen fugas y no se ven afectados por los depósitos de agua dura. Los discos pueden agrietarse si se enganchan a cualquier residuo, así que asegúrese de purgar las líneas de suministro antes de instalar el grifo. (Las líneas de suministro conectan las tuberías de agua caliente y fría de la casa).

Relacionado:
Cómo instalar un grifo mezclador termostático para baño y ducha

Las válvulas de cartucho difieren según la marca y el modelo del grifo. Si alguna vez necesita sustituir una, pídala directamente al fabricante.
El cuerpo es donde se mezclan el agua caliente y el agua fría antes de pasar por el caño. En un diseño de un solo orificio, el agua caliente y el agua fría se combinan en una pieza de fundición que también alberga las válvulas. Este tipo de cuerpo está disponible en diseños de uno o dos mandos.

En el diseño de puente, un tubo que une dos válvulas separadas mezcla el agua caliente y fría antes de que llegue al caño. Este aspecto no es muy común, pero a veces aparece en diseños de época.

Una tercera opción es el cuerpo extendido, que requiere tres agujeros. Mezcla el agua caliente y la fría como un grifo de tipo puente, pero la tubería queda oculta bajo la encimera.

Montaje

 

Tipo de montaje de grifo de cocina
Tipo de montaje de grifo de cocina

¿A qué se va a fijar el grifo? El montaje en cubierta, en el que el grifo se conecta al fregadero, es la opción más común, y es sencillo de instalar si hay suficiente espacio entre el fregadero y la pared. Requiere agujeros en la encimera o en el fregadero.

Una segunda opción es fijar el grifo a la pared, lo que tiene la ventaja de liberar espacio en la encimera y facilitar la limpieza. Pero esto no es una buena idea para las paredes exteriores en climas fríos, donde las tuberías pueden congelarse.

Materiales comunes: Latón, Acero inoxidable, Plástico, Zinc

Las opciones estándar para el material del grifo incluyen el latón, el acero inoxidable, el plástico y el zinc. El latón es la opción más popular. Es duradero y fácil de fundir, y las empresas ofrecen una gran variedad de modelos y acabados. Algunos tienen los cabezales de los grifos hechos de plástico, para que pesen menos y se mantengan fríos al tacto; otras partes pueden estar hechas de zinc.

El acero inoxidable sólido es otra buena opción, pero es más caro que el latón. (No lo confunda con los acabados de acero inoxidable aplicados sobre el latón). Algunas empresas aplican un revestimiento protector transparente al acero inoxidable para protegerlo de las manchas de agua y las huellas dactilares.

Relacionado:
Cómo encontrar el grifo adecuado

Las griferías de plástico o zinc son la opción menos duradera. Pueden estar diseñados para parecerse al latón, pero están hechos de un material mucho más barato. La mejor manera de distinguirlos es cogerlos: el plástico y el zinc son ligeros, mientras que el latón es más pesado.

Acabados

El método más antiguo y común para aplicar un acabado a un grifo es el galvanizado. El grifo se sumerge en un baño de metal disuelto que se adhiere a la superficie cuando se aplica una corriente. Ofrece un acabado duradero, pero el chapado es susceptible a los limpiadores fuertes.

Una técnica más cara es la deposición física de vapor (PVD). El grifo se coloca en el vacío y se bombardea con iones metálicos que se adhieren a la superficie. El resultado es un acabado muy duro y resistente que no necesita una capa transparente.

Y luego está el recubrimiento en polvo, en el que el grifo se rocía con un polvo seco que se cura cuando se expone al calor. El recubrimiento en polvo proporciona un acabado uniforme y grueso, pero no es tan duradero como el PVD o la galvanoplastia.

Consejos de instalación

Los grifos nuevos son tan fáciles de instalar que apenas necesitas herramientas para hacerlo. Si vas a quitar un grifo viejo, utiliza una pistola de calor o un secador de pelo para aflojar las tuercas oxidadas. Retira las tuercas con unos alicates o una llave de lavabo.

Si tienes una encimera de piedra, omite la masilla de fontanero, que contiene aceite que puede manchar la piedra. De lo contrario, utilice la masilla para formar un sello entre la base del grifo y la encimera. La mayoría de los grifos modernos tienen una junta tórica en la base y no necesitan un sellador.

 

Alfredo Domínguez
Fontanero at tugrifo.es | Website | + posts

Fontanero de profesión desde hace más de 25 años. Apasionado del Bricolaje y del DIY